Captura

Existen una infinidad de alternativas para que las PYME (pequeñas y medianas empresas) puedan realizar su gestión administrativa, pueden involucrar procesos de compra, venta, producción, despachos, facturación, entre otros.
Estas herramientas de gestión permiten a todas las personas contar con información clave para las tareas del día a día y a los niveles gerenciales, contar con datos duros para la toma de mejores decisiones estratégicas.
En el nivel más básico una empresa podría realizar todos sus registros en papel, pero el crecimiento y desarrollo requiere que los procesos internos se vayan profesionalizando y haciendo más complejos, para poder atender un mayor número de pedidos y clientes cada vez más complejos.
En esta etapa, las empresas comienzan a utilizar sistemas de diferente naturaleza, las más tradicionales utilizan planillas de Excel y algunas, motivadas por el contador o el gerente de administración y finanzas, pueden comenzar a implementar software especializado en la gestión PYME.
Existen numerosas alternativas genéricas en el mercado, que pueden tener un gran número de funcionalidades y abarcar diferentes procesos. Algunas de ellas se compran licencias de uso indefinido y la mayoría ya está utilizando el modelo de arriendo, generalmente mensual, para permitir su uso.
Para empresas que cuentan con procesos específicos o que quieren algo acorde a sus necesidades y tener la flexibilidad de desarrollar una solución personalizada, existen empresas que se especializan en la creación de herramientas de gestión personalizadas, ya sea construyéndolas 100% desde cero o tomando ciertos módulos y haciendo las adaptaciones requeridas.
La mejor herramienta a utilizar dependerá de las características de las empresas, la complejidad de sus procesos, las habilidades informáticas de las personas involucradas en todos ellos y el presupuesto disponible para poder implementar un sistema de gestión integral.