Sugerimos utilizar los correos corporativos por 2 razones principalmente.
1. El profesionalismo que le da a la empresa, la idea es que todos los miembros del equipo que se relacionan con externo puedan utilizar alguna de las cuentas corporativas. O sino simplemente puede causarle mucha desconfianza a tus contrapartes.

2. Separar los correos de la empresa de los correos personales.
Para implementar los correos corporativos existen una serie de alternativas, que se diferencian principalmente por los valores involucrados y la calidad de las soluciones.

Por una parte existen los llamados “Webmail” que se configuran en servidores comunes, con el llamado Cpanel, se accede a través de una web especial, utilizando Squirelmail, Roundcube o similares. La gran ventaja de estos es el costo, generalmente incluido dentro del valor del servidor, pero su talón de Aquiles es la calidad, uno jamás está seguro de que los correos efectivamente lleguen, daod que en ocasiones no cuentan con todas las autenticaciones requeridas, lo que implica que se van a SPAM.
Por otro lado existen soluciones profesionales de correos, como “Google for Work” y “Outlook” de Microsoft. Ambas ofrecen la posibilidad de usar las mismas aplicaciones en el celular, son fáciles de usar, uno se asegura
que los correos llegan a destino a tiempo y que pasarán los filtros de SPAM, aunque su desventaja pasa por el costo, que puede ser de 4 a 5 USD por cuenta al mes. En caso de utilizar los de Google, ideal que puedas buscar a un Google Partner para que lo realice.
Otros elementos a considerar son las firmas de los correos, idealmente que sean en formato html o imagen y que todos los miembros de la empresa utilicen las firmas en el mismo formato.
Los correos los podrán abrir desde la web o alternativamente usar “gestores de correo” como Outlook y Thunderbird, nosotros recomendamos este último dado su gran desempeño y facilidad de uso.